BB

viernes, 24 de febrero de 2017

Nadie que te haga sentir mal te merece

Eres mujer, eres valiosa y entregas amor en abundancia. Si no recibes amor, si estás quedando en el olvido, si ya no eres apreciada, si todo son críticas hacia ti y si todo quedó en promesas incumplidas que el viento se llevó… entonces recibes menos de lo que mereces y necesitas. Nadie que te haga sentir mal te merece.
 Nadie que te haga sentir mal te merece. Muchas veces descuidamos el amor, lo dejamos abandonado, dejamos de pensar en nuestra pareja, sólo importan nuestros problemas y todo lo demás nos sobra
 Mientras ambos se alejan, también se van alejando los corazones y las promesas… se cae en forma muy triste, supone mucho tiempo de esperas que se vuelven eternas, de planes, de sueños que al final quedan en la nada…
Es difícil recuperar el tiempo que se va, pero lo más triste del amor, es que aunque cada persona ama de distinta forma, siempre esperamos que nos amen como nosotros amamos.
 Pero eso es muy difícil, sólo tú sabes amar de esa manera, cuando ya sientes ese vacío que deja un amor, es mejor alejarse, pensar que las palabras no eran tales, así que a volver a vivir y empezar la vida sin esa persona.
Nadie debe dejarte sin ganas de nada, la persona que pierde es la que se va, porqué tú nunca te has ido, sólo que no te supieron apreciar, hay que dar olvido a esa relación…

Nadie que te haga sentir mal te merece. 

Untitled | Flickr - Photo Sharing!:

lunes, 13 de febrero de 2017

No dejes para mañana los “te quiero”

A veces nos perdemos muchos momentos de la vida por vivir encerradas en nuestras emociones, en nuestras cosas, aferradas al trabajo o al hogar, dejando que el mundo gire… Hacemos como que no nos importa lo que suceda afuera, hasta que de pronto nos damos cuenta de que hemos dejado pasar momentos que de verdad valían la pena y no los hemos vivido por el simple hecho de estar encerradas en nosotras mismas. No expresamos nuestros sentimientos ni dejamos un “te quiero” o un “te extraño” a quien amamos, porque creemos que ahí estarán siempre esperándonos… pero no es así.
Tenemos que aprender a dar amor, a decir “te quiero”, porque un día esa persona que tenemos a nuestro lado podría ya no estarlo, y una vez no lo está ya es demasiado tarde para expresárselo. Cuando así sucede, los “te quiero” no dichos se te quedan atascados en la garganta, te arrepientes de no haberlo dicho, y te preguntas qué cosas hubiesen sido diferente si en lugar de ensimismarte en ti misma los hubieses dicho.
Es necesario entender que la vida es efímera, que “hoy” tenemos que darlo todo de nosotras mismas. ¡Deja que salga a la luz todo ese caudal que llevas dentro! ¡Demuéstrate y demuestra a los demás de qué estas hecha!
 ¡Que la vida no te encierre en esas cuatro paredes, ni te cierre los labios y los ojos para callar y no mirar todo lo que está a tu alrededor! ¡Hay personas que sufren y nos necesitan! ¡Hay personas que sonríen y esperan verte sonreír!  ¡Qué importa si por dentro tienes tristeza! ¡Vístete de luces y llena de color tus mejillas!


Sal a la calle y sonríe a tu paso porque vas segura y plena… no dejes para mañana tus proyectos y tus metas ni dejes para mañana esa sonrisa que enamora.  No dejes para mañana ese “te quiero” colgando de tus labios, porque quizás mañana ya sea tarde y no te puedan escuchar… Y aunque no pase nada drástico, como que en un futuro ya no estén a tu lado, mañana podrías quedarte con la duda de cuán diferente y mejor sería todo si no te hubieses guardado tus muestras de cariño y las hubieses sabido entregar a las personas que te importan. Exprésate, no te guardes para mañana los “te quiero”.


 :